La llegada a los 30 es un punto clave en el cuerpo de una mujer. El metabolismo empieza a ralentizarse y el proceso de envejecimiento comienza a ser visible.

Por lo tanto, prevenir es mejor que curar y para ello, te dejamos las claves:

  • LIMPIA TU PIEL

Limpiar la piel es el paso más fundamental. Tenemos que retirar las células muertas para que tu piel tenga más luminosidad y estimule el proceso de renovación celular.

  • USAR PROTECCIÓN SOLAR

Siempre deseamos que llegue el verano, tumbarnos al sol y lucir moreno pero, ¿sabías que el sol hace que la piel envejezca?

Las radiaciones UV llegan a nuestra piel y la dañan incluso los días de invierno y nublados, por lo que no hay que bajar la guardia. ¡Siempre hay que hidratar la piel y protegerla!

La clave es elegir siempre una crema con factor de protección.

  • VITAMINA C

¿Cuál es el ingrediente básico para conseguir una luminosidad natural? La vitamina C. Además ésta combate las posibles manchas y atenúa las líneas de expresión.

Aparte de buscar productos de cosmética que contengan este ingrediente, no hay que olvidar de ingerirla también en alimentos, ya que ayuda a mantener activa la producción de colágeno.

  • HIDRATAR CON ÁCIDO HIALURÓNICO

Este componente que ya contienen muchas tratamientos de belleza, es uno de los más importantes a cualquier edad. Esto es por su capacidad de atraer y retener el agua, así hidrata la piel y es clave para que mantenga un aspecto jugoso, su elasticidad y su juventud.

  • CONTORNO DE OJOS

Todas las zonas, por pequeñas que sean, tenemos que hidratarlas. De hecho esas zonas, que nos pasamos por alto, suelen ser las más sensibles y empiezan a envejecer antes. Por eso, tenemos que cuidarlas y no olvidarnos de ellas. El contorno de los ojos es una piel muy fina, además está sujeta a mucha expresividad, por lo que aparecen arrugas más fácilmente.

Por lo tanto, debemos cuidarla de manera especial y con productos específicos para esta zona.

  • CREMA DE MANOS

Las manos delatan la edad de una mujer y para no dar pistas sobre ella, hay que cuidarlas muy bien e hidratarlas constantemente. Siempre hay que llevar crema de manos en el bolso. Es la parte del cuerpo más expuesta y que se daña tanto con el frío como con el calor.

Si la crema que utilizamos contiene protección solar siempre será mejor, así se podrán prevenir las manchas.

  • MASCARILLAS FACIALES

Nuestras grandes aliadas son las mascarillas faciales. Tendríamos que utilizarlas una vez a la semana, según nuestra piel.

Elige la que más te convenga y déjala actuar. Convierte esos 10-15 minutos en una rutina semanal de desconexión.

Te dejamos aquí una mascarilla hecha con manzanas ambrosia que limpiará tu piel en profundidad: http://www.divinambrosia.com/cuida-tu-rostro-con-ambrosia/

  • FORTALECER EL PELO

El pelo solemos cuidarlo sólo en épocas de caída. Pero deberíamos cuidarlo siempre y la nutricosmética puede ayudarnos, no sólo para proteger el anclaje del cabello sino que lo nutro desde el interior y lo fortalece.

De esta manera, tu melena tendrá más volumen y más brillo.

  •  ENCONTRAR TU PERFUME

Parece algo secundario, pero encontrar tu perfume y que todo el mundo sepa que huele a ti, es fundamental.

Como decía Coco Chanel: “ el perfume anticipa la llegada de la mujer y alarga su marcha”

  • TU PINTALABIOS PERFECTO

No sólo tenemos que encontrar nuestro olor. Hay que encontrar el pintalabios rojo que mejor le siente a nuestro rostro, pues no todos son iguales. Ese rouge te ayudará a sentirte mejor, más fuerte para afrontar un nuevo día.

¡Los días de bajón ya no existen si te pintas los labios de rojo!

Manzanas Ambrosia