Después de las primeras horas de trabajo, tu cuerpo te pide energía y nutrientes para poder llegar a la hora de la comida sin demasiada hambre. Consumir snacks saludables es la mejor forma de saciar tu apetito.

Sin embargo, conviene elegir alimentos sanos y no caer en la comida rápida que puedes encontrar en cualquier tienda o supermercado.

¿No sabes que puedes llevarte a la oficina? Te proponemos cinco aperitivos ligeros y rápidos para que comas en tu lugar de trabajo.

  • Fruta

Nada mejor que una buena combinación de fruta. Te aportará vitaminas y minerales muy necesarios para todo el día. Manzana, plátano, pera, fresas, etc.

  • Tortitas de cereales

Otro snack que es una buena idea para tomar a media mañana son las tortitas. Hay de muchas clases de cereales: maíz, arroz, avena o multicereales. Puedes elegir el que más te guste. Además, sacian rápido.

  • Crudités o verdura cortada

Los crudités son snacks muy sanos. Se trata de verdura cruda cortada en forma de bastones. Puedes combinarlos, como por ejemplo zanahoria, apio o pepino.

  • Brochetas de verdura

Tan solo necesitas poner en un palillo tomates cherry, queso fresco o mozzarella y pepino. Así tendrás unas brochetas vegetales, un aperitivo rico, saludable y muy apetecible.

  • Yogur desnatado

Otra opción es el yogur desnatado con diferentes toppings que lo harán mucho más sabroso. Puedes añadirle cereales integrales como avena o trigo integral, así como frutos secos (nueces, almendras o avellanas).

Comer sano es rico y fácil. En pocos minutos puedes tener un almuerzo o merienda equilibrado para llevarte a la oficina. ¡Anímate a probarlo!