Lo natural está en auge, de eso no cabe duda, y cada vez son más personas las que incluyen en su botiquín infusiones, pomadas hechas con plantas medicinales y demás remedios naturales.

Pero no todo el mundo controla este tema y no sabe que es lo que puede o no usar, o que es bueno, o que es básico y tiene que añadir a su “caja de medicinas”. Por ello, os vamos a dejar algunas ideas, por si os lanzáis a descartar lo químico en algunas ocasiones.

QUEMADURAS

POMADA DE CALÉNDULA. Si nos hacemos una quemadura superficial, tras haber puesto la zona afectada debajo del grifo de agua fría, es bueno aplicar esta pomada. Eliminará el dolor y ayudará a la piel a regenerarse.

HEMATOMAS Y MORATONES

POMADA ÁRNICA. Este tipo de pomada ayuda a eliminar el dolor que esto provoca, pues la crema favorece la circulación de la sangre. Sin embargo, no se puede utilizar en heridas abiertas.

PROBLEMAS ESTOMACALES

TÉ DE HINOJO. Esta infusión tiene componentes antiinflamatorios y calman las molestias del estómago. Para mejor digestión, se recomienda beberlo antes de la comidas y evitar esos dolores asociados a gases o acidez.

DOLOR ARTICULAR

CAPSAICINA. Es un activo que podemos encontrar en el pimiento rojo. Se aplicará en forma de aceite sobre la zona dolorida. Esto creará un efecto calor que ayudará a calmar el dolor articular.

DOLOR DE ESPALDA

JENGIBRE. Hoy en día esta raíz se utiliza para casi todo. Tiene un alto poder antiinflamatorio y se usa mucho para aliviar este tipo de dolencias (crónicas y ocasionales)

¡Ya no hay excusa para no usar remedios naturales ante los dolores más comunes!

Divina Ambrosia – Manzana de calidad

Más remedios a base de manzana de calidad en nuestro blog.