Desde Ambrosia queremos explicaros el por qué comerse una manzana al día puede beneficiaros.

Lo primero y lo más importante que tenéis que saber es que comer una manzana al día es bueno para nuestro organismo y previene muchas enfermedades. Es una fruta rica en vitamina C, fibra soluble y flavonoides.

Es ideal para las personas que quieran hacer dieta ya que tiene pocas calorías. En efecto, una manzana puede llegar a aportar hasta 75 kilocalorías (dependiendo del tipo de manzana que se coma y del tamaño). Tened en cuenta que comer una manzana con piel ayuda a quemar calorías. Ayuda a bajar de peso y tener energía para todo el día.

Comiendo una manzana de calidad al día permite mejorar nuestra productividad ya que sus azucares aumentan las capacidades cognitivas. Por lo tanto, es recomendable consumir una manzana antes de un examen o de una reunión.

Otro factor importante es que hidrata nuestro cuerpo gracias a su alto contenido de agua.

Hablando de la piel de la manzana, si hay que elegir la manzana más beneficiosa, sin dudas, la roja es la ganadora ya que tiene más cantidad de antioxidantes.

La manzana es el snack saludable ideal al ser de fácil transporte. Puede tomarse como postre, en el desayuno, como snack a media mañana, antes de hacer deporte o cuando tengamos ganas de picar algo entre horas. Así que ya no hay excusas para comer bien.

DIVINA AMBROSIA | MANZANA DE CALIDAD