Estamos a mitad semana y empieza ya a hacer algo de fresco… o eso es lo que más nos gustaría. Que llegase ya el invierno para poder ponernos algún que otro jersey y empezar a cocinar sopas y cremas.

Así que como nosotros ya tenemos ganas de todo eso, allá vamos:

INGREDIENTES:

  • 1 Unidad de calabaza pequeña
  • 2 manzana Ambrosia
  • 1 cebolla
  • 2 Cucharadas de curry
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • 1 Cucharadita de comino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Leche desnatada al gusto
  • Sal
  • Mantequilla al gusto

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos antes de empezar a cocinar, será dejar todos los ingredientes listos y a mano. Ya sabéis que nos gustan las cosas sencillas y que mientras cocinamos no nos sea complicado.

Por lo tanto, pelaremos todos los ingredientes y los cortaremos para tenerlos preparados. No hace falta que sean trozos pequeños pues luego lo trituraremos todo. Cortarlas a cubos medianos basta. (solo utilizaremos una manzana, por ahora)

Rehogaremos la cebolla con un poco de aceite en una cazuela. No tiene que llegar a dorarse, es decir, que se quede blanca casi transparente. A continuación, añadiremos la calabaza y la manzana y seguiremos rehogando todo junto.

A vuestro gusto, añadiréis el curry, la sal y el comino y lo cubriremos todo con agua. También agregaremos la pastilla de caldo y dejaremos que cueza hasta que la verdura esté blandita.

Una vez esté todo cocido, lo pasaremos por la batidora para que quede una crema muy fina. Luego decidiremos si queremos añadirle la leche desnata, pues es según gustos, ya que dependerá de si la queremos un poco más ligera o no.

Para decorar:

Podremos poner por encima pipas de calabaza para darle ese toque crujiente o si se quiere algo más elaborado utilizaremos la segunda manzana.

La cortaremos por la mitad y a gajos. La rehogaremos un poquito cubiertos de mantequilla hasta que estén dorados. Una vez así, los colocaremos en la bandeja del horno, poniendo papel sulfurizado, y las hornearemos unos minutos.

Una vez terminadas de hacer, ya está todo listo para servir. La temperatura a la que servir la crema también es a vuestro gusto. Depende de las personas, les gusta más caliente o más templada.

Serviremos y decoraremos con un par de gajos de manzana o las pipas.

¡Esperamos que os haya gustado esta nueva receta y la pongáis en práctica este otoño e inivierno!

DIVINA AMBROSIA | MANZANA AMBROSIA