Es necesario limpiar la piel en profundidad para eliminar las células muertas, toxinas e impurezas. Deberíamos hacerlo con frecuencia para sanear nuestra piel.

La manzana, por sus múltiples propiedades regenerativas, ha sido empleada en el mundo de la belleza natural para, entre otras cosas, elaborar mascarillas, lociones, etc. Es un ingrediente beneficioso para las pieles mixtas con tendencia a engrasarse, ya que contribuye a remover las células muertas de la piel.

En Ambrosia te proponemos una mascarilla casera de manzana para exfoliar el rostro, que aparte de ser económica, dejará tu cutis limpio, fresco e hidratado.

Será importante que la mascarilla se use de inmediato, pues con el paso del tiempo se oxida y pierde las sustancias beneficiosas para la piel.

¿Cómo hacer la mascarilla?

Ingredientes:

  • manzana Ambrosia.
  • cucharada pequeña de aceite.
  • cucharada de crema de leche.

Preparación:

Lo primero, pelar la manzana Ambrosia y rallar la pulpa poniéndola en un bol pequeño. Una vez rallada la manzana, añadir el aceite de oliva y la crema de leche. Mezclar suavemente con ayuda de una cuchara. La mascarilla ya está lista.

Aplicación:

Antes de extender la mascarilla, será conveniente limpiar la piel de la cara y el cuello. Una vez limpia aplicar la mascarilla con los dedos sobre ambas zonas y dejar que actúe durante 20 minutos. Esos 20 minutos servirán para relajarte y así la piel deje de estar tensa.

Pasado el tiempo de actuación, para retirar la mascarilla, deberás enjuagarte la cara y el cuello con agua tibia y con movimientos circulares.

Para terminar, seca la piel suavemente con una toalla y aplica, como toque final, una crema hidratante ligera.

Es una mascarilla exfoliante poco agresiva y muy efectiva gracias al alto nivel de ácido glicólico que tienen las manzanas. Ayuda a minimizar las cicatrices de acné, reduce la apariencia de líneas de expresión y, por supuesto, elimina los tejidos muertos de la superficie de la piel.

Desde el primer momento, notarás una piel más suave y uniforme pues la capa más externa de la superficie cutánea queda, totalmente, renovada.

Los otros 2 ingredientes, la crema de leche y el aceite de oliva, hidratan la piel. La calman de posibles irritaciones e inflamaciones.

Sin duda alguna, tu piel agradecerá que la mimes, y no hay nada más fácil que hacerlo con nuestra mascarilla exfoliante. Sencilla de preparar y muy económica, con ella verás tu rostro más luminoso.

Manzana Ambrosia