Para celebrar el Día de Reyes, como no, os dejamos lo más tracional: El Roscón de Reyes. Pero esta vez con un toque Ambrosia, lo cubriremos con láminas de manzana.

Este roscón queda muy jugoso y esponjoso y en vez de rellenarlo con nata o trufa, como suelen hacerlo ahora, lo haremos con frangipane o crema de almendras.

¡Esperamos que os guste y sorprendáis a vuestra familia con un Roncón digno de este día tan especial!

Ingredientes (2 roscones medianos)

  • 550 gr. de harina de fuerza
  • 130-150 gramos de azúcar
  • 80 gr. de mantequilla
  • 130 gramos de leche
  • 2 huevos (L)
  • 30 gr. de levadura fresca
  • 10 gr. de Cointreau
  • 20 gr. de agua de azahar
  • piel de 1 naranja,
  • piel de 1 limón,
  • 1/2 c/c de canela molida,
  • una pizca de sal

Cobertura

  • 1 huevo
  • 2-3 manzana de calidad
  • almendra granillo
  • azúcar
  • agua

 

Frangipane

  • 525 gramos de leche
  • 1 ramita de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • piel de limón
  • 100 gr. de azúcar
  • 70 gr. de mantequilla
  • 20 gr. de licor de naranja
  • 125 gr.de almendra molida
  • 40 gr. de Maizena
  • 3 yemas de huevo

Elaboración

  • Ralla la piel de los cítricos, y mézclalas con el azúcar. Templa (no calentar) la leche en un cazo o en el microondas y disuelve la levadura fresca.
  • Pon la harina en un cuenco amplio en forma de volcán, incorpora la leche con la levadura, el azúcar con la piel de cítricos, el agua de azahar, el Cointreau, los huevos y la pizca de sal. Añade también la mantequilla en pomada.
  • Empieza a integrar los ingredientes vertiendo la harina sobre los líquidos y mezclando. Cuando puedas hacer una bola, engrasa con aceite la mesa de trabajo y las manos, vierte la masa en la superficie de trabajo y amasa hasta obtener una masa homogénea. Haz una bola y ponla en un cuenco grande, que sea dos o tres veces mayor que la bola de masa, previamente enharinado ligeramente o engrasado con un poco de aceite o mantequilla, así después es fácil retirar la masa sin que se rompa.
  • Cubre la masa con un paño (que habitualmente utilices para la fermentación de masas, que no se lave con jabones fuertes ni suavizante) y deja reposar hasta el día siguiente, unas 10-12 horas, en un lugar sin corrientes de aire. Nosotros lo tenemos a una temperatura de unos 17º C durante 8 horas aproximadamente, después a unos 20º C.
  • Divide la masa en dos porciones para hacer los dos roscones medianos, forma con cada una una bola (introduciendo previamente el haba y el rey) y déjalas reposar cinco minutos para que pierdan tensión. Prepara dos bandejas de horno (los roscones se hornearán de forma independiente) cubriéndolas con papel vegetal. Coloca la masa en la bandeja y haz un agujero en el centro introduciendo los dedos y haciéndolo cada vez más grande, procurando que el aro sea del mismo grosor en todo su área. El agujero debe ser amplio para que durante el levado y el horneado no se cierre.
  • Cubre la masa de nuevo para que vuelva a fermentar, en esta ocasión necesitará entre una y dos horas, déjala cubierta con un paño en un lugar cálido y sin corrientes de aire. Cuando casi esté a punto, precalienta el horno a 200º C con calor arriba y abajo. Una vez que los roscones casi hayan doblado su volumen (en el horno subirán más), prepara la cobertura.
  • Pinta la masa con el huevo batido y reparte la manzana cortada en medias lunas (mira cómo cortar la manzana), las almendras y el azúcar mojado con unas gotas de agua para conseguir esas pequeñas rocas.
  • Hornea el roscón, introdúcelo en la altura inferior al centro del horno, baja la temperatura a 180º C y programa 25 minutos, ve controlando que se vaya dorando bien por la superficie, si cogiera mucho color antes de tiempo, se puede cubrir con papel de aluminio. Cuando lo retires del horno, deja que pierda un poco de temperatura para poder manipularlo y pásalo a una rejilla para que se enfríe y no se humedezca la base.

Frangipane Tradicional

Frangipane:

  • Pon en un cazo la leche (reservando un poco para disolver la Maizena), la canela, la vainilla, la piel de limón y el licor de naranja, calienta hasta que rompa a hervir. Mientras tanto, vierte en un cuenco las yemas, el azúcar y bate con las varillas hasta que la mezcla blanquee. Por otro lado, bate la mantequilla que tendrás a temperatura ambiente hasta tenerla a punto pomada.
  • Cuando la leche empiece a hervir, retírala del fuego y vierte en el cazo, muy poco a poco y sin dejar de remover, las yemas con la Maizena disuelta en leche, continúa batiendo con las varillas manuales, lleva de nuevo al fuego (al mínimo) y sin dejar de remover, cuece hasta que la crema pastelera espese.
  • Una vez tenga la textura y densidad deseada, vierte la crema en un cuenco amplio, retira los aromatizantes (vainilla, canela y limón) e incorpora la almendra molida y la mantequilla, vuelve a batir con las varilla hasta que los ingredientes se unan y obtengas una crema de almendras homogénea y uniforme.

Montaje:

Una vez que el roscón se haya enfriado, córtalo por la mitad para ponerle el relleno de crema. Pon la crema frangipane en la manga pastelera, y cubre generosamente la base de cada Roscón de Reyes, vuelve a colocar la parte superior del roscón y reserva en el frigorífico hasta el momento de servir.

¡Feliz Día de Reyes!

Manzana de calidad