Seguimos con las recetas dulces para San Valentín. Esta vez de la mano de Manu, del blog Cocinando con Catman. Nos deja un original postre con el que dejarás boquiabierto/a a tu pareja, pues no es la típica tarta, es una galette. Si queréis saber más sobre este tipo de tartas, no dudéis en visitar su blog. También cuenta con varias recetas con Ambrosia!!

Ingredientes

Para la masa quebrada

  • 180 gr. de harina de repostería
  • 80 gr. de mantequilla muy fría
  • 70 gr. de azúcar glas
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 2 manzanas Ambrosia
  • 50 gr. de nueces
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • canela al gusto
  • zumo de 1 limón
  • 4-5 galletas María picadas

¿Cómo hacer galette de manzanas Ambrosía y nueces?

Comenzamos haciendo la masa quebrada. En un recipiente ponemos la harina tamizada, le añadimos la mantequilla cortada en cubos. Recuerda que tiene que estar muy fría. Mezclamos con las manos, como deshaciendo los cubos de mantequilla hasta obtener como una arena.

Luego, añadimos el huevo y el azúcar glas y volvemos a mezclar hasta obtener una bola. Puede que te haga falta añadir algo más de harina. La idea es que la masa se despegue de las manos y del recipiente. Cuando tengamos la bola formada, la envolvemos en papel film y guardamos en el congelador.

Mientras preparamos el relleno. Lavamos y descorazonamos las manzanas Ambrosía, las cortamos en cuartos y de ahí en triángulos. Las ponemos en un bol y añadimos la canela, las nueces (reservando algunas para decorar), el zumo de limón y el azúcar moreno. Mezclamos bien y dejamos reposar. Pasados unos minutos, retiramos el exceso de líquidos y añadimos la galleta María picada.

Picamos las galletas María con algún utensilio picador o poniéndolas en una bolsa y aplastando con un rodillo. Reservamos.

Sacamos la masa del congelador y estiramos sobre dos papeles de hornear lo más fino posible.

Necesitaremos un molde de 20 cm desmoldable. Retiramos uno de los papeles de hornear y veremos si hemos estirado sufciente poniendo nuestro molde en el centro, necesitamos unos borde de al menos 3 cm. Yo lo que hago es cortar la masa en redondo usando como guía un plato grande, comprobando que los bordes serán suficientes, poniendo el molde en el centro (se ve en la primera foto).

Luego, giro la masa sobre el molde, quedando el papel de hornear hacía arriba. La base del molde hay que engrasarla previamente. Retiro el papel de hornear y comienzo a rellenar. El propio molde nos hace de guía para que quede perfecto.

Una vez añadido todo el relleno solo nos queda plegar lo que queda de masa, dejando el centro abierto como buena galette que se precie.

Y llegados aquí, abro el molde, la galette pasa hacia abajo y lo vuelvo a cerrar. Si tenéis miedo de que se pegue, recordad engrasarlo antes. Pintar la masa con un poco de agua.

Y así nos vamos al horno, 170-180ºC durante 35-40 M, si veis que se dora demasiado, tapar con papel de aluminio para que se cocinen bien las manzanas.

Una vez horneado, dejar unos minutos que se enfríe dentro del molde y sacarlo para que termine de enfríar sobre una rejilla.

Se puede tomar templada o fría y acompañada de helado o nata montada como ya os había dicho.

Divina Ambrosia – Manzana Ambrosia