Hoy os compartimos un post de MissLeggingsRun.

Gracias MissLeggingsRun por este increíble post y gracias por incluirnos en tu dieta 🙂

“Querida manzanita, siempre te vienes conmigo. No puedo dejar de verte”. Parece una declaración de amor, pero lo cierto es que analizando, la manzana, se ha convertido en mi fruta de cabecera.

Mi relación con la fruta se repite 5 veces por al día y la manzana gana: suelo comer tres manzanas diarias sumadas a otras dos piezas de fruta. ¿Por qué? Para mí la manzana se traduce en comodidad. En casa, en el trabajo, por la calle… ¡aiiii querida manzana!

Voy a detallar cinco razones de por qué la manzana se ha convertido en una de mis frutas favoritas.

  • La que más aguanta y fácil de transportar: la manzana tiene una conservación mayor respecto a otras frutas, conservando buena parte de su valor nutritivo. Además, la manzana es muy fácil de transportar y siempre tiene su hueco en mi mochila de deporte o en el bolso.
  • Mejora la higiene bucal: la manzana es un buen alimento para limpiar los dientes ¿mito o realidad? Después de indagar en una respuesta, un estudio publicado por la revista Britsh Dental Journal, que se suma otras investigaciones, y que he rescatado de una publicación realizada por La Vanguardia, confirma que morder una manzana fresca al finalizar una comida mejora la higiene bucal, ya que ayuda a generar saliva, reequilibrando el PH de la boca. La explicación que indican es la siguiente: cada vez que damos un mordisco a una manzana su textura crujiente fricciona contra los dientes, limpiando los restos de alimentos que pueden quedar entre ellos, además de aportar azúcares que ayudan a utilizar las bacterias para generar ácido y vitaminas que refuerzan las encías.
  • Contra el resfriado: la manzana está entre las frutas que ayuda a reducir inflamaciones, como es el resfriado, gracias a que es rica en antioxidantes.
  • Antes de entrenar: Después de seguir las recomendaciones de mi nutricionista Andrea Ferrandis de Sanus Vitae durante los tres años que llevo trabajando con ella, he podido aprender que la manzana es una fruta con bajo índice glucémico, por lo que es una buena opción a tomar antes de entrenar. Yo la acompaño con frutos secos, para tener un mayor aporte en calorías.
  • Para picar entre horas e hidratarme: me cuesta beber agua, de hecho me obligo. La manzana, por su alto porcentaje de agua me ayuda a mantenerme hidratada. Igualmente, cuando tengo hambre… suelo recurrir a ella para picar entre horas.

Aprovecho para acercaros las manzanas Ambrosia. Llegaron a mí y están ¡increíblemente dulces y crujientes! Os aseguro que no sería tan explícita si no fuese verdad. Una manzana que nació como una plántula fortuita y que fue descubierta en la Columbia Británica.

Tenéis más información sobre la manzana Ambrosia en su web: Divina Ambrosia

DIVINA AMBROSIA | MANZANA AMBROSIA