Manzana&Canela nos propone esta deliciosa receta de manzana sin azúcar. No tiene nada que envidiar a su hermana calórica. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 2 manzanas Ambrosia, peladas y descorazonadas
    • yogur natural desnatado
    • 5 cucharadas de edulcorante granulado apto para hornear (yo he utilizado Stevia)
    • huevo L entero
    • clara de huevo L (reservamos la yema)
    • 100 gr. de harina
    • 15 gr. de levadura química o impulsor tipo Royal
    • 1 pizca de sal
  • Para el relleno:
    • 400 gr. de leche desnatada
    • 2 huevos L + la yema reservada
    • cucharada de edulcorante granulado (yo he utilizado Stevia)
    • cucharada de Maicena
    • cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vanilla de buena calidad
  • Para la cobertura:
    • 3 manzanas Ambrosía, peladas, descorazonadas y cortadas en rodajas
    • Mermelada de albaricoque sin azúcar

Preparación (con Thermomix):

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido, untándole con un poco de mantequilla y espolvoreándolo con harina. Sacudimos el exceso de harina y reservamos.
  3. Ponemos en el vaso las manzanas troceadas, el yogur, el edulcorante, un huevo entero y la clara del otro (reservando la yema). Trituramos programando 15 segundos, vel. progresiva 5-10.
  4. Añadimos la harina, la levadura y la sal y programamos 4 segundos, vel. 3. Cuando termine vertemos la mezcla en el molde y reservamos.
  5. Sin lavar el vaso, ponemos la leche, los dos huevos más la yema reservada, el edulcorante, la maicena y la vainilla, y programamos 8 minutos, 90º, vel. 4.
  6. Cuando termine el tiempo, vertemos con cuidado sobre la mezcla de la base que ya tenemos en el molde.
  7. Repartimos las manzanas fileteadas por toda la superficie de la tarta, siendo generosos y cuidando de que quede totalmente cubierta.
  8. Llevar la tarta al horno durante unos 40 minutos.
  9. Una vez finalizado el tiempo, sacamos la tarta del horno y cubrimos toda la superficie con la mermelada. Para facilitarlo, podemos calentar previamente la mermelada unos segundos en el microondas, para hacerla más fluida.Una vez cubierta con la mermelada, volvemos a meter la tarta al horno apagado y la dejamos unos minutos más.
  10. Tras este paso, sacamos la tarta del horno y dejamos que se temple a temperatura ambiente. Después llevamos a la nevera y dejamos enfriar al menos unas 4 horas antes de servir.

Preparación (Tradicional):

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido, untándole con un poco de mantequilla y espolvoreándolo con harina. Sacudimos el exceso de harina y reservamos.
  3. Ponemos en el vaso de una batidora las manzanas troceadas, el yogur, el edulcorante, un huevo entero y la clara del otro (reservando la yema).  Trituramos hasta conseguir una masa homogénea y sin trozos de manzana.
  4. Vertemos la mezcla en un bol y añadimos la harina, la levadura y la sal. Mezclamos con unas varillas hasta que todos los ingredientes esté bien integrados. Vertemos la mezcla en el molde y reservamos.
  5. Ponemos en un cazo a fuego medio la leche, los dos huevos mas la yema reservada, el edulcorante, la maicena y la vainilla Mezclamos todo bien y calentamos, removiendo continuamente con unas varillas, hasta que la mezcla comience a coger consistencia (unos 8-10 minutos). Vertemos esta mezcla con cuidado sobre la mezcla de la base que ya tenemos en el molde.
  6. Repartimos las manzanas fileteadas por toda la superficie de la tarta, siendo generosos y cuidando de que quede totalmente cubierta.
  7. Llevamos la tarta al horno durante unos 40 minutos.
  8. Una vez finalizado el tiempo, sacamos la tarta del horno y cubrimos toda la superficie con la mermelada. Para facilitarlo, podemos calentar previamente la mermelada unos segundos en el microondas, para hacerla más fluida.Una vez cubierta con la mermelada, volvemos a meter la tarta al horno apagado y la dejamos unos minutos más.
  9. Tras este paso, sacamos la tarta del horno y dejamos que se temple a temperatura ambiente. Después llevamos a la nevera y dejamos enfriar al menos unas 4 horas antes de servir.