Como ya os recomendamos una mascarilla para vosotras, este post se lo vamos a dedicar a ellos, que también les gusta cuidarse.

Los hombres no tienen la misma piel que las mujeres y sus cuidados no deben ser los mismo, dado que la piel de los hombres también sufre más debido al afeitado, sobre todo si el afeitado es mecánico, pues es una fuente de irritaciones, cortes, rasguños… por lo que es necesario cuidar la piel antes, durante y después.

Las características básicas de la piel masculina son las siguientes:

  • Es más gruesa
  • Se arruga más lentamente aunque luego las arrugas son más profundas
  • Segrega más grasa
  • Sequedad frecuente

Como la piel de los chicos tiende a ser más grasa y tienden a tener más puntos negros, granos y espinillas por lo que necesita limpiarse con más profundidad. Para ello os proponemos una mascarilla de Ambrosia. De esta manera, evitarás la aparición de puntos negros y eliminarás el brillo en la frente y la nariz.

Ingredientes:

  • ½ manzana.
  • 1 zanahoria pequeña.
  • 5 cucharadas de miel.
  • ¼ de taza de avena.
  • 1 limón.

Preparación:

Pela y ralla la manzana y la zanahoria y colócalas en un bol. Añade la avena y el zumo del limón y remueve hasta que todo esté bien mezclado. Agrega la miel y sigue removiendo hasta tener una masa uniforme.

Una vez terminada la mascarilla, deberás aplicarla sobre el rostro, previamente limpio, y dejarla actuar durante 20 minutos. Pasado el tiempo, retírala y lava la cara con agua tibia.

Manzana ambrosia.