Con el invierno y el frío, las manos son la parte del cuerpo que más sufre. Siempre están expuestas a los cambios de temperatura lo que hace que se agrieten, sufran sequedad, irritaciones y heridas.

Son, en muchas ocasiones, nuestra carta de presentación y en lo que se fijan muchas de las personas con las que quedamos, nos reunimos… Las manos dicen mucho de ti y debemos cuidarlas.

Para tener unas manos perfectas durante estos meses de bajas temperaturas, te damos algunos consejos:

1º Di no al agua caliente

Con el frío tendemos a usar agua caliente cuando nos lavamos las manos, fregamos… para, así, entrar en calor. Pero lo que no sabemos es que esto puede afectar de manera negativa a nuestras manos, pues agrede a la capa protectora de la piel y deshidrata. Tenemos que intentar regular la temperatura y utilizar un agua más templada.

2º La crema es fundamental

Este producto de cosmética es fundamental para tener unas manos bonitas. En verano es necesario pero en invierno es imprescindible. Debemos llevar siempre una en el bolso y aplicarla varias veces al día. La aplicaremos en el dorso de la mano e iremos masajeando el producto hasta las palmas y los dedos. Así, la esparciremos primero por el lado de la mano que más lo necesita.

3º ¿Guantes? Por supuesto

Estos son necesarios para combatir el frío pero también para ayudar a hidratar nuestras manos. Un remedio casero sería aplicarnos una crema de manos nutritiva y ponernos guantes de algodón. De esta manera, maximizarás la acción de la crema.
Lo mejor sería reservar un día a realizar este tratamiento y llevar los guantes el máximo tiempo posible. Una solución puede ser dormir con ellos puestos.

4º Productos específicos para las uñas

Cuando hablamos de manos, también lo hacemos de las uñas. Hay que cuidarlas de la misma manera. Aparte de quitar las cutículas, hidratarlas y pulir la superficie le la uña, hay que utilizar tratamientos específicos para ellas. Deberemos poner bases que nos ayuden a solucionar el problema que tengamos: fortalecedoras, alisadoras, niveladoras… aparte de reparar, embellecerán tus uñas y, por lo tanto, las manos.

5º Cutículas hidratadas

Para mantener los dedos libres de padrastros, deberíamos incluir un pequeño gesto a nuestra rutina de cuidados. Si usamos un aceite hidratante específico, nos ayudará a mantener la cutícula sana. Tendremos que masajear suavemente sobre la zona para una penetración total del producto. Lo podemos hacer incluso mientras vemos la tele.

6º Sí a una bonita manicura

Ahora sólo queda darles un toque de color. Elige el que más te guste, todo vale a la hora de pintarte las uñas. Muchas veces esto hará que te sientas más animada pues te verás una manos relucientes y bonitas.

¡Qué no te detenga el frío!

Divina Ambrosia – Manzana de calidad