Todo el mundo tiene claro el uso principal de la vaselina, y es que cuando tenemos los labios agrietados, a causa del frío o del calor, no hacemos otra cosa que ponernos bálsamo labial para no estén irritados y mantenerlos hidratados.

Pero no sólo esto, tiene numerosas aplicaciones que posiblemente desconozcas y después de leer este post, no dudarás en que es un producto que deberás tener 100% en tu bolso. Lo bueno es que tiene muchas ventajas y, por supuesto, es más económica que cualquier otro producto de cosmética y belleza.

Estos son otros de sus usos:

Crema reparadora de manos y pies. Sirve para suavizar las manos ásperas, los talones agrietados y los pies resecos. Tan solo tienes que aplicarla sobre la zona afectada. Masajear en círculo y cubrir con un guante o un calcetín 15 minutos para que penetre en la piel.

Exfoliante. Mézclala con un poco de azúcar para crear un exfoliante casero para la cara y el cuerpo. El resultado es una piel suave y resplandeciente. También puedes aplicártelo en los labios antes de pintártelos, de esta manera, se exfoliarán y el color no quedará irregular por las grietas, sino lisos y bonitos.

Bálsamo después de la depilación. Para calmar la piel irritada tras aplicar la cera o la maquinilla, masajea la zona con una pequeña cantidad de vaselina. Así también devolverás la elasticidad a la piel reseca.

Fijador de fragancias. Si quieres que tu perfume dure todo el día, aplica una capa ligera de vaselina antes de rociarlo en tu cuello o en las muñecas.

Sellador para las puntas abiertas. Utiliza un poco de vaselina para evitar el antiestético aspecto cardado de los extremos de tu cabello.

Desatascador de anillos. Es el remedio más fiable para deslizar con suavidad el anillo que se ha quedado atascado en tu dedo.

Divina Ambrosia – Manzana de calidad