La verdad es que los huevos es un alimento que no puede faltar en nuestras neveras. Es uno de los principales ingredientes de muchas recetas y los podemos hacer solos de diferentes maneras. Hay tantas formas de hacerlo que no te cansas de él.

Pero ¿cuáles son las claves para hervir un huevo y quede como nosotros queremos? Esta práctica parece muy fácil pero tenemos que pillarle el punto para que siempre nos salgan como queremos.

Muchas veces, se nos rompen al meterlos en la olla, se nos queda seco, la yema se queda verdosa…

¡Con los trucos que os vamos a decir os saldrán los huevos de 10!

  • HUEVO DURO

Tiempo de cocción: 8-12 minutos (según tamaño)
Características: la clara tiene que ser blanca y compacta, la yema centrada, cocida y jugosa

  • HUEVO PASADO POR AGUA

Tiempo de cocción: 3-4 minutos
Características: huevo con la yema líquida y la clara poco cuajada.

  • HUEVO MOLLET

Tiempo de cocción: 5 minutos
Características: tiene la clara cuajada y la yema líquida

TRUCO 1: Lo mejor para que el huevo nos quede como queremos es introducirlo en la cazuela justo cuando el agua rompa a hervir. Para que no se rompa, lo meteremos poco a poco y para que no se rompa a causa del contraste de temperatura. Para hacerlo lo ideal sería usar una cuchara para no quemarnos.

TRUCO 2: Para evitar que se rompa mientras hierve, añadir un chorrito de vinagre y una pizca de sal. Si se rompiera, esto hará que coagule rápido y no salga más huevo.

TRUCO 3: Cuando acabe el tiempo de cocción (dependerá del huevo que hayamos elegido hacer) deberemos enfriarlo con agua nada más terminar. Más aún si los vamos a consumir en el momento.

¡Ahora sí que sí, cenaremos unos huevos perfectamente hechos!

Divina Ambrosia – Manzana de calidad