¿Sabías que la forma de tratar los alimentos también influye en que la dieta sea saludable y equilibrada?

Hay que darle importancia en cómo debemos lavar las frutas y las verduras. Pues estos alimentos son clave para nuestra alimentación. Sobre todo si pensamos comerlas crudas, pues si no se lavan bien, es posible que no se eliminen todos los residuos y patógenos que las hayan podido contaminarla.

Seguro que todos en casa antes de comer cualquier fruta y verdura la pasamos por el agua. Es un gesto rutinario que nos sale sin pensar y no nos damos cuenta de lo importante que llega a ser. Pero recordad que siempre hay que hacerlo con las manos limpias.

Este gesto se vuelve fundamental si las frutas y verduras las vamos a comer crudas. Pues debemos dejarlas libres de impurezas antes de tomarlas.

En el caso de las verduras de hoja, es muy posible que las hojas externas no tengas tan buen aspecto por lo que debes asegurarte de retirarlas y lavar muy bien las que vayas a preparar.

Y aunque lo no parezca, también es importante secarlas. Pues dejarlas mojadas y con humedad puede hacer que se creen microorganismos que no son buenos para el cuerpo.

Si la fruta la vas a congelar repite ambos procesos, lavarla y secarla bien antes de meterla en el congelador.

Manzana de calidad