La macedonia de frutas es un postre perfecto para los días de calor, además es muy sano. Lo mejor de esto, es que varía durante las estaciones pues lo mejor es utilizar las frutas de temporada. Por lo tanto, nunca nos cansaremos de ella. Y, por supuesto, los niños comerán fruta sin problemas.
 FRUTAS

Elige aquellas que más que te gusten. Puedes hacerla más cítrica, más tropical… según el día y el gusto de los comensales. Pero siempre es mejor que utilicemos fruta de temporada.

 EL CORTE

Según la fruta la cortarás de una manera o de otra… pero opta siempre por cortarla en trozos pequeños para que sea más fácil de comer y para que esté más sabrosa.
Una vez cortada toda la fruta, échale un chorrito de zumo de limón para que no se oxide.

 EL TOQUE DULCE

Si nos gusta dulce y la fruta está madura, añade un poco de azúcar glass ya que esta se disuelve mejor. También podemos añadir zumo de naranja.

 FRUTOS SECOS

Antes de servirla o aparte, por si los comensales no quieren o son alérgicos, puedes añadir algún tipo de fruto seco para que le darle un toque crujiente. Puedes ponerlos enteros o hacer un crocanti.

TRUCOS:
 Servir fría para que nos refresque
 Estará mucho más buena si la dejamos reposar una noche.